Amazon se encuentra cada vez más cerca de operar su propia flota de aviones para realizar sus entregas. De hecho, ya se ha puesto en contacto con el aeropuerto alemán Frankfurt-Hahn, que actualmente se encuentra en venta, según confirmaba la web de logística Lloyd’s Loading List
El artículo no incluía los temas que se han tratado entre la corporación de Jeff Bezos y la infraestructura aeroportuaria, pero deja claro que hay tres ofertas de compra y que el contrato tendrá que firmarse dentro de poco.

Un aeropuerto en Alemania le proporcionaría a Amazon un importante eje para impulsar su servicio a través de toda Europa. Además, le permitirían lograr una mayor independencia de sus actuales firmas intermediarias (UPS y FedEx), que le han generado una seria de retrasos durante la temporada más activa y con más demanda de la compañía.

Las últimas acciones de Amazon han ido en esta línea. El mes pasado Amazon firmó un contrato de arrendamiento de 20 aviones Boeing 767 de carga a Air Transport Services Group, para agilizar y optimizar su entregas, en un plazo de 24 o 48 horas, en Estados Unidos. Por otra parte, Bloomberg reveló hace unos meses documentos internos donde describían un plan en el que «los vendedores no tendrían que hacer sus entregas vía UPS, FedEx o DHL, sino directamente desde Amazon».

La empresa norteamericana no quiere acabar con sus aliados, sino reforzar su tarea. El CFO de Amazon aseguró no busca reemplazar a nadie con sus nuevas estrategias logísticas, sino a apoyar a mejorar un servicio clave para el comercio online.