Es importante que tanto el empleador como el colaborador abran canales de comunicación y generen una conversación de carrera.

Los economistas y analistas financieros han sido claros: La economía mundial está viviendo un período de fuerte incertidumbre e inestabilidad, lo que ha afectado las inversiones, los precios de los commodities y el crecimiento de las empresas. Dentro de este panorama, las compañías han comenzado a reestructurarse, buscando operaciones más eficientes, racionalizando costos y también, generando importantes cambios de estructuras y perfiles. Bajo esa perspectiva, los empleados en todos los niveles ven amenazados su estabilidad laboral y también, sus legítimas aspiraciones – algo que afecta su productividad y compromiso.

¿Cómo conciliar el mantener el puesto laboral y, además, generar confianzas con el colaborador? Para Carolina Riquelme, gerente general de Lee Hecht Harrison (LHH) Chile, compañía internacional de servicios de Outplacement y Transición de Carrera, la respuesta más sostenible, para ambos en el corto y largo plazo, es una sola: “Es importante que tanto el empleador como el colaborador abran canales de comunicación y generen una conversación de carrera”.

La ejecutiva argumenta que las “conversaciones de carrera”, ayudan a alinear de manera clara los objetivos de la empresa con las metas del colaborador. “La conversación entre una persona y su jefe deberá estar centrada en las aspiraciones, habilidades, desarrollo y planes del colaborador para su futuro; o sea, sobre su visión acerca del significado del éxito de carrera. El gerente por su parte, tiene la misión de ofrecer disposición para escuchar y apoyar a la persona en el cumplimiento de estas metas, obviamente mientras contribuyan a los objetivos de la organización”.

Según LHH, el promover activamente este tipo de prácticas hace que las organizaciones sean un 21% más eficientes en el crecimiento de ingresos gracias a que pueden alinear de forma eficaz sus líneas de negocio y beneficiar de colaboradores más productivos, motivados y comprometidos.

LHH Chile, además, destaca los beneficios adicionales de incorporar esta técnica en la relación interna de una empresa ya que:

1. Permite dirigir una carrera, facilitando a los colaboradores desarrollar sus habilidades y hacerse cargo de ellas.

2. Evita rotación brusca en cargos y funciones claves.

3. Alinea objetivos de carrera de colaboradores con las necesidades de la organización.

4. Facilita conversaciones honestas con los equipos y colaboradores en todos los niveles, lo que permite más oportunidades de crecimiento personal, sumado a mayores confianzas y respeto.

5. Genera colaboradores más comprometidos y con ello, toda la organización se beneficia

Fuente: mba.americaeconomia.com