El funcionario de la OIT Peter Van Rooij trabajó durante 14 meses en una fábrica como parte de un intercambio entre la Oficina Internacional del Trabajo y la empresa francesa Michelin. Su desafío fue ayudarlos a desarrollar una gestión basada en Equipos de alto rendimiento.

La gestión a través de Equipos de alto rendimiento implica trabajar en forma combinada con una serie de elementos que son dependientes entre si: las metas en materia de rendimiento, su sustentabilidad y el desarrollo personal. La teoría no es nueva, pero su aplicación tiene la misma importancia hoy que hace 15 años.

Pero además todas las teorías sobre gestión necesitan ser confirmadas en la práctica. Esa al menos es la filosofía de la OIT, y el motivo por el cual uno de sus especialistas fue enviado a una fábrica donde se había iniciado un proceso de cambio en el estilo de gestión.

Peter van Rooij tuvo como misión informar al personal sobre la gestión basada en Equipos de alto rendimiento, ayudar a desarrollar la estructura organizacional prevista en el proyecto, planificar y poner en práctica una estrategia de comunicaciones, capacitar al personal y asistir en el desarrollo de los equipos.

Tras esta experiencia Peter para identificó la comunicación como componente clave en este tipo de proyectos. Si el personal tiene información clara sobre temas como la cantidad de material que resulta desperdiciada en algunos procesos, pueden encontrar la manera de evitarlo para reducir costos. Y además se genera un interés por participar.

La capacitación también es importante. En la fábrica donde fue destinado Peter una cantidad importante de recursos fueron destinados a mejorar las capacidades técnicas, gerenciales y la flexibilidad del personal en todos los niveles de la jerarquía.

Un período de 14 meses no son suficientes para desarrollar por completo equipos motivados, eficaces y eficientes, pero en este caso permitieron sentar las bases para seguir adelante.

Las fábricas, empresas y organizaciones públicas que ya tienen experiencia acumulada con los Equipos de alto rendimiento han demostrado que la calidad y la cantidad son proporcionales a la sustentabilidad y al desarrollo del personal. Y esas experiencias prácticas están ayudando a demostrar y a mejorar la teoría.

Para mayores informaciones puede contactar a Peter van Rooij, Sector Empleo de la OIT, en:vanrooij@ilo.org.

Fuente