El Instituto Autónomo del Litoral continúa con su Ciclo de Seminarios 2013. En esta oportunidad tuvimos la posibilidad de dialogar con el Ing. Guillermo Cibils, quien se desempeña, entre otras cosas, como Secretario de Asuntos Universitarios en la Universidad Tecnológica Nacional y asesor de importantes empresas en cuestiones de higiene y seguridad, además de coordinar distintas obras en el ámbito privado.

Durante la entrevista Cibils comenzó planteando alguna de las líneas que iba a abordar con los alumnos. «Con la charla que me posibilitó dar el TEC, busco realizar un intercambio en donde trato de volcar la experiencia que tengo sobre conceptos básicos pero fundamentales de lo que se puede entender por “alcanzar el éxito”.

Con un auditorio repleto, algo que viene repitiéndose cada jornada de Seminarios, Cibils recorrió diferente lugares de su experiencia profesional para dar cuenta de los factores que implican un éxito o un fracaso, según las circunstancias. «El éxito es completamente relativo, no es absoluto. Es decir está relacionado con los objetivos que uno se pone y cómo hacer para alcanzarlos«, afirma Guillermo y asegura asimismo que «el éxito es temporal. La toma de decisiones es lo que evitará que ese éxito sea efímero.»

El seminario estuvo enmarcado en un análisis comparativo de nociones como son el éxito personal y el éxito como empresa. Si bien Cibils asegura que su exposición no es una guía de “autoayuda” que te garantiza alcanzar el éxito, si remarca que «no tomar en cuenta ciertas precauciones que el da cuenta garantiza el fracaso«.

Consultado por aquellas cuestiones que deberían tenerse en cuenta para lograr que ese éxito sea lo menos efímero posible, Cibils no duda en explicar que «la toma de decisiones y en la información que uno dispone son pieza clave en el trabajo constante hacia cualquier objetivo, por lo que es importante el conocimiento para poder relacionar los distintos tipos de información que se tiene, sacar conclusiones y de esa forma poder predecir que es lo que puede llagar a ocurrir para tomar las medidas que me permitan lograr el éxito en el mediano o corto plazo».

Para el expositor del segundo seminario de este año en Tec, hay tantas formas de éxito como personas existen en el mundo y así, asegura, no hay una formula generalizada para lograr ser exitoso. «Por ejemplo, hay clubes de futbol cuyo objetivo es no irse al descenso y lograr eso es, en ese caso, un éxito; en cambio otros equipos ven el fracaso en un segundo puesto por ser su meta la de ser campeón. No hay una norma general. Pero en cambio las empresas tienen un solo objetivo: el lucro. Eso no está mal, al contrario. Una empresa se genera para generar ganancias. Se podría decir entonces que en una empresa es donde más claro tenemos el objetivo del éxito«.